Hipotecas inversas para profesionales de la salud

Una solución para los retos de la atención a personas mayores

Una hipoteca de conversión del valor acumulado de la vivienda (HECM, por sus siglas en inglés), comúnmente conocida como hipoteca inversa, es una forma para que los prestatarios de 62 años o mayores desbloqueen el valor de su casa al convertirlo en efectivo libre de impuestos* sin tener que hacer ningún pago hipotecario mensual**.

Cuando se diseñan a través de la línea de crédito de hipoteca inversa, existen ventajas significativas para ayudar a los clientes a pagar los gastos médicos como los copagos médicos y las modificaciones en el hogar, también para recibir la atención que necesitan mientras continúan viviendo en su propio hogar.

Ventajas de la línea de crédito de la HECM

A diferencia de una línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC) tradicional, la porción no utilizada de la línea de crédito de hipoteca inversa crece con el tiempo, lo que permite el acceso a más fondos a medida que el prestatario envejece. La línea no puede ser reducida o revocada por el prestamista, siempre y cuando se cumplan los términos del préstamo, es decir, asegurar que los fondos estarán allí cuando se necesiten.

Los servicios de atención en el hogar pueden reducir la necesidad de hogares de ancianos costosos y mejorar la calidad de la atención.

Se puede establecer una línea de crédito de hipoteca inversa por adelantado, antes de que se necesite la atención, de modo que se pueda acceder inmediatamente a los fondos cuando se necesiten.

Póngase en contacto con un consultor de hipoteca inversa de On Q Financial para obtener detalles completos y averiguar si una hipoteca inversa podría ser lo adecuado para usted